Gashapon arcademania

Gashapon, mi oculta adicción japonesa

La figuras Gashapon son el juguete coleccionable más famoso de Japón

Hay muchas formas de coleccionar: cromos, sellos, coches de juguete, figuras… Depende de tu hobby, las opciones son infinitas.
En Japón hace años que fueron un paso más allá con un concepto muy simple: Fabrica lo que se te ocurra en miniatura y mételo en una pequeña bola de plástico, coge esa bola y ponla en una máquina expendedora que las saque al azar. Ya tienes un Gashapon!

Quizás te parezca una tontería, pero si a eso le sumas que el precio oscila entre los 100 y los 500 yenes (0,80 a 4€), las ganas por tenerlos todos son incontrolables.

En España siempre ha existido algo parecido. En bares y gasolineras los puedes encontrar, pero no de la misma variedad y calidad.
Yo los descubrí en mi primer viaje a Japón, allá por el 2005. Empecé comprando un Gashapon de Dragon Ball. Sin darme cuenta, a la vuelta de mi viaje me encontré con la maleta llena de estas bolas sorpresa.

Parte de mi colección de figuras Gashapon Dragon Ball
Un poco de mi colección….

¿De dónde viene el fenómeno Gacha-gacha?

Los Gashapon, (también conocidos como Capsule Toys), forman parte de la cultura nipona desde hace más de 50 años.

La palabra Gashapon, proviene de las onomatopeyas «gasha y pon» , siendo «gasha» el sonido que hace la máquina al mover la manivela y «pon» el sonido de la bola al caer en la bandeja.
En Japón, las «Gashapon Machines» pueden encontrarse por todas partes: desde las famosas tiendas de conveniencia (Combini), librerías, supermercados, centros comerciales y por supuesto en jugueterías y tiendas especializadas.

Con una industria que mueve 30.000 millones de yenes anualmente, (240 millones de euros!) se estima que salen al mercado 150 modelos de Gashapon cada mes.
La famosa compañía Bandai, lleva la voz cantante desde los años 80, y es quien fabrica más del 70% de estos nuevos modelos. Los creadores esculpen el prototipo en Japón, y en China o Filipinas es donde se fabrican en serie. La compañía ha estimado que tiene más de 360.000 máquinas expendedoras en todo Japón y 20.000 más distribuidas por Asia.

tienda Gachapon Kiakan arcademania
Gachapon kaikan, es una de las tiendas más famosas del barrio de Akihabara. En ella podremos encontrar más de 500 máquinas diferentes!

Una variedad sin límites y el fenómeno Fuchiko

La variedad de modelos disponibles roza la locura. Aunque el género más popular siempre ha sido el Anime y el Manga, podemos encontrar desde linternas en miniatura, tiendas de campaña, tipos de ranas, colección de setas, gatos sobre piezas de sushi, tipos de puertas…Si, tipos de puertas.
Para nosotros quizás es difícil de comprender, pero los japoneses siempre han llevado el coleccionismo a otro nivel.

Un claro ejemplo de esto es Koppu no Fuchiko. Explicado de una forma simple, es una niña realizando cosas cotidianas. Como lavarse la cara, jugar en un columpio, leer una revista, etc. Con este concepto y una infinidad de tipos de vestuario, tienen un resultado más de 1500 modelos distintos.

Fue creada por la dibujante de mangas Katsuki Tanaka en 2012 y su éxito se traduce en 20 millones de figuras vendidas.

Diferentes tipos de Gashapon de la colección de Fuchiko

Fuchiko es toda una celebridad, tiene hasta su propia cuenta de Instagram

Consolas retro en formato Gashapon

La compañía Japonesa Yujin, actualmente conocida como Takara Tomy, lanzó al mercado un seguido de colecciones de nuestras consolas favoritas en formato Gashapon. Nintendo history collection y Sega history collection son dos de las series más importantes y actualmente más difíciles de encontrar.

Cada Gashapon incluía una consola con todo lujo de detalles, mandos, un juego y hasta el alimentador. Podías insertar los juegos de cartucho en su ranura correspondiente e incluso conectar los mandos en sus puertos. Todo un objeto de coleccionista!

No es extraño encontrar a ejecutivos, niños y adolescentes comprando y coleccionando estas famosas figuras de PVC. Los niños las intercambian en el colegio como si de cromos se tratase. Hace tiempo que dejó de ser sólo un fenómeno entre niños y adultos, para convertirse en toda una tradición. Yo de momento seguiré llenando mi vitrina de estas pequeñas figuras de Dragon Ball.

1 comentario en “Gashapon, mi oculta adicción japonesa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.